|

hd1p #059 – Nos puede pasar a cualquiera

Historia real (el resto también, pero en este post es importante)

Hace unos años trabajé unos meses en una empresa de Software.

Unas 40 personas. El fundador había creado la empresa hacía 20 años, de la nada. Había logrado crear un negocio de €4m, con un beneficio cercano al +50%.

No tenía que trabajar. Pero le apasionaba lo que hacía.

Hasta aquí todo bien. De hecho impresionante. Sin embargo.

La empresa había ganado y perdido clientes (empresas de primer nivel internacional) de forma continua. Perdido clientes por no haber sido capaces de ofrecer un buen servicio.

En el día a día, toda información crítica pasaba por el fundador y toda las decisiones importantes eran tomadas por él mismo.

Se hacían muchos desarrollos a medida y con cada venta arrancaba un sprint para lograr entregar a tiempo.

Adicionalmente, no se había invertido lo suficiente en la arquitectura de los sistemas, con lo que la combinación de soluciones/productos era un pequeño Frankenstein.

A pesar de los fantásticos resultados financieros de la empresa, las crisis eran continuas y la presión acababa siempre por acabar en el mismo punto (el fundador).

Con 45 años le dio un ataque al corazón y falleció.

Este es el ejemplo más dramático sobre las consecuencias de una gestión casi unipersonal de una empresa que alcanza cierto tamaño. Y quizá hubo otros factores que también influyeron (e.g., tabaco), pero probablemente el estrés también tenía su efecto en estos temas.

Imagino que igual que yo, también has visto otras situaciones de empresarios cuyo nivel de estrés en el día a día parece difícil de mantener en el tiempo*.

Para crear una empresa y llegar a tener 10 empleados puede ser suficiente con tener muy buena cabeza. 

Pero si no eres capaz de crear una estructura a tu alrededor que te permita gestionar la empresa sin tú estar en el centro de todo, los problemas crecerán de manera no-lineal con el tamaño de la empresa y tú lo sufrirás. La expresión “no-lineal” es importante…

¿Sabes lo peor en este caso?

Que este fundador (por cierto, muy buen tío), desde hacía casi 2 años había iniciado ese camino hacia la «profesionalización» de su empresa. Había empezado a incorporar perfiles de trabajadores con gran experiencia en diferentes áreas para delegar la gestión de esos departamentos.

Pero el proceso de “delegación” puede ser complejo tras tanto tiempo. En este caso no sucedió a la velocidad necesaria.

Buscando un poquillo sobre el tema, comparto una frase del doctor Víctor Vidal

«Existe una gran lista de empresarios que han fallecido a causa del estrés, porque han llevado a sus espaldas una gran responsabilidad, con alta tasa de cortisol en sangre. Esto ha hecho potenciar sus patologías, lo que ha provocado su muerte.»

Si el mail de hoy te ha parecido una pérdida de tiempo, es muy buena señal. Si no ha sido así, te animo a reflexionar sobre ello.

* No quiero decir que esta situación no pase a asalariados (de hecho, pasa), es sólo que hablo para el pequeño empresario 🙂

Publicaciones Similares