|

hd1p #127 – ¿pero por qué dices eso?

"Asunto: hd1p #127 - ¿pero por qué dices eso?"

"Te ha parecido muy normal, ¿no?"

"No mola ninguna de las dos. Estamos de acuerdo, ¿no?"


Historia de hace una semana.

 

Llevo a los niños al colegio, como cada mañana.

 

Y al ir camino de vuelta al coche me cruzo con un hombre que conozco. Estudiamos en la misma escuela (INSEAD), en años distintos, pero a partir de eventos organizados por la escuela en Madrid nos hemos conocido.

 

Pues nada. Caminamos juntos 200 metros. Nos contamos cada uno 3 tonterías que ya no recuerdo (probablemente eran temas profundos). Y hasta un paso de cebra donde nos vamos a ir cada uno en una dirección.

 

“Hasta luego Gonzalo” – le digo“Te llamo y quedamos para tomar un café” – me contesta

“Perfecto” – …

 



 

Te ha parecido muy normal, ¿no?

 

Y si te digo que un mes antes también nos cruzamos al dejar a los niños. Y al despedirnos me dijo: “Quedamos un día y nos ponemos al día”

 

Vale…aún es normal.

 

Pero y si te digo que 2-3 meses antes, también nos cruzamos y tras charlar 2 minutos se despidió con un “Tenemos que quedar a comer y hablar con más tiempo”.

 

A mí me hace gracia.

 

De hecho, esta última vez estaba en mi cabeza pensando a ver cómo se iba a despedir (quizá por eso no me acuerdo de lo que hablamos ;p;p).

 

A ver, que no me cae mal. Parece buena persona. Pero también parece claro que ni vamos a hablar por teléfono. Ni vamos a tomarnos ese café. Y menos aún quedar a comer.

 

Y sin embargo estoy seguro de que cada vez que nos crucemos, me llegará una invitación.

 

Lo comentaba hace no mucho con mi padre y me decía que él tenía un conocido que le decía lo mismo. Mi padre no se cortaba y le preguntaba al otro que a ver qué día comían…

 

“Miro mi agenda y te aviso” – le contestaba

 

Ýa ya. Estás pensando que vaya pérdida de tiempo este correo.

 

Pero espera. Que ahora vienen frases parecidas:

 

“Te mando una presentación esta semana”
“Mándame el proyecto y te lo valoramos”
“Envíame su CV y le llamo”

 

Y sí, ya lo sé. Decimos estas cosas para ser educados.

 

Pero son esas situaciones donde sólo hay dos posibles salidas. Y ninguna buena. Cojamos el ejemplo del CV de un amigo de tu primo.

 

Salida 1: acabas llamando a la persona (por compromiso), con la que en realidad no quieres hablar (porque ya sabes que no va a funcionar). Es decir, una pérdida de tiempo. Y aún peor porque luego tienes otro compromiso para explicar a tu primo por qué la cosa no encaja.

 

Salida 2: al final no haces lo que dijiste que ibas a hacer. Dejémoslo en que «no fue muy elegante”. Y de nuevo…aún peor cuando tu primo te vuelve a ver y te pregunta que qué tal fue con su amigo. O aún peor si tu primo pregunta a su amigo, su amigo le dice que nunca llamaste, y tu primo te pone la cara colorada por no llamar 😳

 

No mola ninguna de las dos. Estamos de acuerdo, ¿no?

 

A ver qué tal suenan estas frases:

 

“No tengo un documento para lo que comentas. ¿Te parece si nos reunimos la semana que viene y analizamos juntos lo que estás buscando?
“No ejecutamos ese tipo de proyectos, son pequeños para nuestra estructura de costes, lo siento”
“Por lo que me dices el perfil no encaja con lo que buscamos, pero gracias por pensar en nosotros”

 

Combo directo y educado. Imbatible 🤸‍♂️.

 

Y así, en un momento, te has quitado un problema de encima. En realidad lo que has hecho es no generarte un problema de manera artificial.

 

Espero que esta segunda mitad del correo haya reconducido la cosa.

 

Por cierto, que conste que si bien te digo que se me da bastante bien despedirme con un “me alegro de verte” (frase perfecta para estas situaciones), históricamente se me ha dado muy mal decir aquello de “gracias pero no te voy a presupuestar”.

 

Aunque poco a poco vamos mejorando…¡será que ya llevamos suficientes tortas con este tema!

 

¿Te suena o eres un témpano de hielo tanto en lo personal como en lo profesional?

 

No te olvides – comparte un tema del que quieras que hablemos o cuéntanos un reto que estés teniendo con tu empresa. No vale lo de “ya mañana lo hago”.

Publicaciones Similares