|

hd1p #131 – Si comes arroz, ya sabes…

"Asunto: hd1p #131 - Si comes arroz, ya sabes..."

"Aprovecho y te cuento que a veces tengo una historia entretenida..."

"Pues te venía a contar que como empresario que eres..."

El correo de hoy es posible que sea una castaña (gestionando espectativas).

 

Ya sabes…es que eso del correo diario, a veces cuesta un poco. La inspiración a veces llega…y otras, pues no.

 

Aprovecho y te cuento que a veces tengo una historia entretenida (de la que me acuerdo por lo que sea), y busco cómo conectarla con algún tema de interés.

 

Y otras tengo algo que quiero compartir, y tengo que pensar en la telenovela para contarla (en estos días, si no cuentas una historia en el correo, no eres nadie).

 

Y para el tema de hoy, no me viene una batalla adecuada.

 

Por un lado pensaba arrancar con aquello de que si sólo comes arroz y plátanos…pues ya sabes lo que va a pasar. Y si por el contrario te pasas el día comiendo kiwis y acelgas…pues sí, también sabes.

 

Pero es un poco burdo. En esta newsletter somos más finos.

 

Luego me vino a la cabeza aquello de lo que ya hablamos un día (modelo de influencia, ¿te acuerdas?). Pues eso, que si quieres que tu hijo se lave los dientes, pues empieza por lavarte tú los dientes.

 

Pero me pareció un poco repetitivo.

 

Y luego pensé en tirar de refranero…

 

De tal palo tal astilla.
De tal parra, tal racimo.
De tal simiente, tal gente.

 

Muy bonito todo esto. Aunque no me convenció ninguno de estos inicios.

 

Así que a estas alturas, mejor vamos al grano…

 

Pues te venía a contar que como empresario que eres, es necesario que enchufes en tu cabeza una dosis diaria importante de ideas emprendedoras.

 

Obvio. O no.

 

Porque si te pasas el día resolviendo problemas (como es muy posible que hagas). Hablando con clientes, proveedores y empleados que no están muy contentos (seguro que muchos otros están contentos…pero a ti a lo mejor te toca bailar con la más fea, por ser tú).

 

Y si además por la mañana en el coche te pones las noticias (por aquello de saber si el mundo se acaba mañana o pasado). Y por las noches te pones un programa del corazón (porque estás hasta el gorro de todo y no quieres pensar…en nada).

 

Pues con todo lo anterior lo que tu cerebro va a hacer es producir soluciones para problemas que no existen. Propuestas de locos. Disparates con patas.

 

Llámalo como quieras.

 

Así que si quieres que tu cerebro produzca ideas de…no te voy a decir de genio. Eso dejémoslo a los genios. Pero ideas de empresario…

 

Pues tendrás que escuchar historias de otros empresarios en el atasco de la mañana
Y a expertos en temas de marketing digital en el atasco de por la tarde
Y apuntarte a ese club de empresarios que comen una vez al mes
Y ya puestos apuntarte a un par de conferencias anuales sobre emprendimiento
Y por no parar, hacerte un par de cursos cada año sobre los temas que más te estén molestando en el día a día de la empresa (por mejorarlos, digo)

Nota: te compro que arrancar por la mañana con este correo es un pasito 🚀 (vale, me he pasado con el cohete…🐌 -mejor-).

 

Y con lo anterior podrás enfocar tus neuronas en temas positivos. De crecimiento. Inyectando en tu cerebro todas las ideas posibles que hagan que de esa ensalada surjan iniciativas interesantes para tu empresa.

 

Porque si no lo haces tú…a ver quién en la empresa va a estar pensando en estas cosas.

 

Y ya para terminar, te cuento por qué he escrito esto (el email al revés, se llama).

 

Y es que desde que ando con esta iniciativa (hd1p), no sé si buscando ideas, o como resultado de querer aprender cómo lo hacen otros. O una mezcla.

 

Pues le estoy dedicando más tiempo a escuchar Podcast chulos (últimamente estoy machacando el de Óscar Feito, creo que ya te lo recomendé una vez; también el de Jaime Rodríguez y Boss Tank).

 

Y a leer otras newsletters (Josu Aurrekoetxea, Chus Navarro -newsletter sobre newsletters ;p-, Mar Vidal o Paco López).

 

Y a asistir a algún evento (pero eso te lo cuento mañana).

 

Y al final de consumir “emprendimiento”…pues acabas generando ideas interesantes para mejorar tu empresa. Y hasta te permite conocer a personas con las que hacer cosas.

 

Y hasta aquí llegué hoy… Estoy contigo en que el correo fue muy malo. Pero no pasa nada.

 

Lo importante es que tú pares un segundo y pienses si en tu día a día estás inyectando suficiente contenido relacionado con empresas/gestión/emprendimiento para no dejar de crecer.

 

Buen día.

 

Por cierto, de generar ideas para mejorar tu negocio, y hacerlo con otros empresarios, va el programa de mentorías que arrancamos en septiembre. Pronto cuento más, va tomando forma.

Publicaciones Similares