|

hd1p #181 – 🌶️ Estrella de mar o naranja

"¿Tú qué prefieres?"

"Para contarla nos vamos 15 añitos atrás, a mi tiempo de consultor (otra vez)."

"Para ser un buen consultor, la idea es que se cumplan dos requisitos:"

¿Tú qué prefieres?

 

Si me das a elegir creo que me quedo con la naranja. No por nada, simplemente me gusta tomarme un zumo por las mañanas.

 

Y la estrella de mar…me dan bastante igual. Pocos sentimientos con ellas. En general soy de pocos sentimientos. O eso dice mi mujer, yo confío en ella (salvo para los visados…jaja).

 

Pero además de mi zumito, tengo una segunda razón.

 

Para contarla nos vamos 15 añitos atrás, a mi tiempo de consultor (otra vez).

 

Y es que aún hay aprendizajes de esos años que no han salido hasta la fecha, hoy profundizamos en otro concepto bien curioso.

 

Desde que entras como consultor, te evalúan de forma constante. El sistema se llama «up or out». Vamos que o te va bien y vas subiendo, o rápidamente te invitan a buscar un trabajo más adecuado para ti.

 

Ya otro día te cuento cómo estuve a punto de durar (sólo) 1 año. Pero para otro día.

 

El caso es que te evalúan en una serie de dimensiones, todas con mucho sentido (para el trabajo que desempeñas):

Capacidades analíticas
Relaciones con cliente
Liderazgo
Habilidades comunicativas

Para ser un buen consultor, la idea es que se cumplan dos requisitos:

 

1- Tienes que tener un buen nivel en todas las dimesiones que acabamos de comentar. Es lo que se llama un «well-rounded profile», o en español, un perfil de 🍊 (y opuesto a una ⭐).

 

2- Además de lo anterior, debes destacar en una de esas dimensiones. O se te dan muy bien los numeritos, o eres capaz de desarrollar relaciones muy fuertes con tu cliente, ….

 

Y de acuerdo a los dos puntos anteriores, la política de desarrollo de la empresa tiene dos pilares claros.

Formarte para que en todas las áreas cumplieses esos mínimos (este objetivo es más importante si cabe en los consultores jovencitos y tiernos)
Apoyarte para que sigas desarrollando tu área de diferenciación

¿Y por qué lo anterior te debe importar?

 

Pues creo que también aplica a nuestro mundo de empresario.

 

Porque con frecuencia me encuentro con empresarios que son fantásticos comerciales pero horribles con las finanzas de su empresa.

 

O que son unos técnicos de 10, pero no saben vender un 🌶️ a un empresario que va perdido por el mundo 😛.

 

O que tienen una mente privilegiada para definir la estrategia de su empresa, pero no saben hacer la «O» con un canuto en lo que que a gestión de equipo se refiere.

 

Y es que el reto con el que nos encontramos, es que en una empresa hay que gestionar todos los frentes de trabajo en paralelo. Tener una dirección clara, y vender, y ser capaz de hacer el trabajo, y construir el equipo, y que los números no se te vayan…

 

Algunos intentan resolver este reto montando la empresa con un socio (o dos). Aquí uno de ellos. Aunque como es posible que sepas, esa opción trae sus complejidades añadidas.

 

Pues con socios o sin socios…

 

De eso va pymentón. De asegurar que tú como empresario(s) tienes unas bases sólidas en cada uno de los cinco pilares.

 

Recuerdo: Estrategia, Comercial, Equipo, Operaciones y Finanzas.

 

Luego tú serás muy bueno vendiendo, o gestionando las finanzas. Pero si logras convertirte en una 🍊 empresaria, tus posibilidades de tener éxito con tu empresa se van a multiplicar.

 

Y esta es la razón por la que hoy vamos a elegir la 🍊sobre la ⭐… Sí, por el zumo también.

 

Y quizá, sólo quizá…debamos pensar en hablar de naranjón, en lugar de pymentón.

 

No, no es cierto. No te asustes, que ya vi que se te atragantó el café.

 

¡¡Nos quedamos con 🌶️🌶️🌶️🌶️🌶️!!

 

Recuerda: arrancamos a principios de septiembre. Ya tenemos 6 empresas confirmadas (y otras 9 en conversaciones). Así que si te pica el gusanillo dale al botón más abajo y hablemos, quizá podamos ayudarte…o quizá no.

Publicaciones Similares