|

hd1p #190 – 🌶️ Buscando gemas – parte II

"Asunto: hd1p #190 - 🌶️ Buscando gemas - parte II"

"Recuerdas el correo “buscando gemas”, ¿no? Tiene un par de días, búscalo por el #188."

"Pues hablaba con Pablo de ese correo. Por cierto, Pablo tiene una empresa de comida para mascotas. Y no sólo eso, sino que además se viene a pymentón en septiembre 🤩."


Recuerdas el correo “buscando gemas”, ¿no? Tiene un par de días, búscalo por el #188.

 

Pues hablaba con Pablo de ese correo. Por cierto, Pablo tiene una empresa de comida para mascotas. Y no sólo eso, sino que además se viene a pymentón en septiembre 🤩.

 

Si tienes una mascota…aprovecha y descubre Animalvit, empresa creada por Pablo Carro.

 

Pues Pablo me decía que se sentía identificado con el reto de encontrar talento en el mundo pyme. Y además añadía…

 

“Hay otra dificultad a la hora de contratar en una pyme (al menos en mi sector): veo muchos candidatos muy buenos (principalmente los más jóvenes), que prefieren ir a una empresa grande que a una pyme. Es un factor con el que hay que lidiar a menudo. Como ponías de ejemplo CR747, ¿quien no quiere jugar en el R.Madrid?”

 

Me parece un comentario acertado. Así que vamos a dedicarle un segundo correo a este tema.

 

Como te he comentado alguna vez, he pasado 10 años en el mundo corporativo. Y eso tiene alguna ventaja…y es que conozco bien al “enemigo” 🎯.

 

Debajo te comento 4 temas que me parecen importantes a la hora de competir en el proceso de reclutamiento con el mundo de la gran empresa.

 

1- Visión de la empresa

 

En una gran empresa lo normal es que el empleado esté metido en una cajita en la octava planta de la compañía. Con esto quiero decir que con suerte se entera de lo que hace su equipo de marketing digital enfocado en la línea de proyectos especiales (por decir algo).

 

Gracias a que tu empresa es más pequeña, los empleados pueden ver lo que está pasando en el área comercial, en operaciones, en administración…

 

Ahora bien, si vas a jugar esta carta, luego tienes que ser cumplidor.

 

Así que asegúrate de que en la empresa tienes mecanismos de comunicación que hagan que el equipo sepa qué está pasando en la compañía (a mí me gustan las reuniones semanales con reportes directos y cascada de reuniones; y una reunión mensual con toda la empresa).

 

2- Crecimiento

 

En mi opinión ésta es la carta más importante para “noquear” al mundo corporativo. Pero de nuevo, es necesaria una coherencia si quieres jugarla.

 

Hablamos de que estás buscando talento, ¿no? Si lo estás buscando es porque quieres construir un proyecto empresarial con recorrido (si no, contrata al primero que pase).

 

Pues define esa aspiración. Y cuéntasela a los candidatos. A las personas con talento y ambición, les gustan los retos y poder ser parte importante de esa historia (mejor que ser uno de los 500 “senior manager” de la empresa 28 del IBEX -bueno, mejor no sé, diferente seguro-).

 

Porque si tu empresa se va a convertir en 5 años en una empresa con 30-50 empleados, ¿quién los va a gestionar? Al talento le gusta ver el camino hacia la responsabilidad 🤩.

 

3- Compensación

 

Éste es un punto complejo.

 

Porque en principio vas a partir con desventaja. La empresa grande (salvo excepciones), va a ser capaz de pagar mejor que tú. Cosas de ser grande.

 

¿Cómo puedes competir?

 

Pues combinando el punto anterior (crecimiento), con un esquema generoso en el que se compartan los beneficios de la empresa conforme se va creciendo.

 

Un esquema variable con objetivos claros es un buen punto de partida. Y subidas de sueldo conforme la empresa crezca y las responsabilidades (y el margen bruto) también lo hagan.

 

Hay quien lo lleva un paso más allá e incorpora un reparto de acciones a empleados (más típico de la start-up); yo en el mundo pyme no le veo tan buen encaje, pero es debatible.

 

4- Cercanía

 

Un punto algo más difícil de jugar (especialmente en la fase de reclutamiento).

 

Pero piensa que el mundo de la gran empresa, como no puede ser de otra forma, tiene muchas reglas para controlar la operativa. Horarios, beneficios, jerarquías, comités, aprobaciones…

 

Lo bueno (y también lo malo) de la pyme es que es mucho más flexible. Puedes ver y hablar con tus empleados todos los días, conoces sus problemas,… El ambiente es más cercano (en ocasiones hasta familiar). Bien gestionado te permite un trato especial…a todo el mundo.

 

Para muchos, eso es un valor muy importante (¿quizá se aprecia más con algo de edad?).


Tres comentarios finales (vaya turra, espero que estés bajo una sombrilla):

 

Uno: a pesar de todo, a muchas personas (con/sin talento), no les atraerá la idea de trabajar en una pyme. Juguemos bien nuestras cartas para atraer a los que sí les puede encajar.

 

Dos: más allá de las técnicas para competir contra el malvado mundo corporativo, creo que también hay que saber atraer a personas que hayan trabajado allí. Por dos razones

Están acostumbradas a estructura, procesos, organización…todas esas cosas que la pyme no tiene, y justo lo que necesitas para llevar tu empresa al siguiente nivel
A quien viene del mundo corporativo no tienes que contarle 1-4, ya lo conocen bien. Ofrécele responsabilidad en un entorno cercano, con una remuneración justa, y al barco

Tres: si lo piensas, lo que describo arriba está probado; es lo que utilizan las start-ups al reclutar. Te cuentan que vas a cambiar el mundo, que acabarás como CXX de algo, que con el equity y la salida a bolsa te podrás comprar un yate…y todo eso mientras juegas al ping-pong.

 

No es broma. Uno de mis primos me contó que un amigo suyo había oído de un colega de la infancia que el hijo de su peluquero había trabajado en una start-up que lo llegó a cumplir 😛.

 

Hasta aquí “buscando gemas – parte II”.

 

En la sección de “Equipo”, hablaremos con Manuel sobre atracción y retención de talento. Sé que 2024 parece muy lejano, PERO ya estamos hablando con 4-5 empresas interesadas en la segunda edición 🚀🚀🚀 (sí, es el típico cohete startapero…qué incoherente).

Publicaciones Similares