|

hd1p #205 – 🌶️ ¿Un email sobre política?

"Asunto: hd1p #205 - 🌶️ ¿Un email sobre política?"

"Contenido del email:"

"Reflexión número 1:", "Reflexión número 2:"

Hoy es lunes lunero.


Volvemos después de la parada veraniega y de un par de lunes-no-lunes, a lo que solían ser los lunes. Un email donde tú preguntas y yo respondo (o intento responder).


Ahí va la pregunta, de un lector o más que lector con el que hablaba por WhatsApp:


«…podrías aprovechar uno de los correos y hablar de la situación política del país.»


Del país, se refería a España. Y la situación política, pues para los de aquí no hay que explicarla. Y para los que no son de aquí, se resume en una fase de incertidumbre tras unas elecciones sin un ganador claro y dos bloques enfrentados.


Pues en este caso tomo la pregunta en cuestión…para no responderla. Pero sí para escribir este correo y compartir un par de reflexiones, no politicas.


¿Te importa a ti lo que yo opine de política? Puede que sí, lo normal es que no.


Lo que está más claro es que si estás aquí es porque te gusta el mundo de la empresa y te entretiene que hablemos de pymes conectándolo con historias del día a día. Historias de mi pyme (ya pymes 🏢🏢), y temas relacionados.


Pero hasta donde yo sé no estás aquí para oirme hablar de análisis políticos. Como tampoco de mi opinión sobre la liga de fútbol. Ni de meteorología. Y así podríamos seguir un rato…


Entonces. Dos reflexiones.


Reflexión número 1: si hablamos a un público/audiencia sobre algún tema (a veces nos pasa a los que tenemos una empresa), ¿qué tal si nos centramos en el tema en cuestión? Porque está claro que a todos nos gusta opinar «de todo», pero tu audiencia ha «venido a verte» para que les hables de algo en lo que tienes cierto «expertise», no para que les cuentes tu vida.


Me atrevo a decir que implica una cierta irresponsabilidad «coger el micro» y hablar de lo que te venga en gana. Porque en base al efecto halo, tu audiencia es posible que considere que también sabes de ese otro tema (puede ser así, o todo lo contrario). Y hasta pueden tomar decisiones influídos por una opinión, que no es más que una opinión, «del montón».


Reflexión número 2: si has leído a Ray Dalio, el tío dice muchas cosas con mucho sentido (Principles es uno de sus libros). A veces parecen obviedades, pero por lo general tienen bastante fondo.


Una de las cosas que dice es que es importante que calibremos las opiniones en base a su credibilidad. Y es que todos podemos tener opiniones. Opiniones de todo. Pero en función del tema, la opinión de la persona con más experiencia en esa materia deberá tener un mayor valor que la del que «pasaba por ahí».


¿Aplicaciones en nuestro día a día? Dos +1

 

Intenta que cuando escuchas a alguien, su opinión esté lo más fundamentada posible. Si no, deja de escucharle (al menos con atención 🙄), aunque tenga el micro. Porque por desgracia abundan aquellos que nos dan recomendaciones…y pueden ser peligrosos
En la empresa (en la vida), tenemos a personas que hablan mucho y otras poco. Unas hablan de manera más asertiva, otras más suave. Haz un esfuerzo por que la voz que más se escuche en cada momento, sea la de aquel que más puede aportar
(+1) En la empresa o en casa. Y especialmente si estás delante de un micrófono. Si no tienes ni pxxx idea de lo que te están preguntando, o lo único que tienes es una opinión como la de todo hijo de vecino, dilo y ya está. Conmigo ganas 1 punto 🤩

Para terminar. No dejes de leer la PD, que es realmente importante. Pero después de hacerlo, aprovecha para ver este breve vídeo de Jurgen Klopp, una de las pocas veces que he visto a alguien con un micro en la boca responder así (de bien)…


PD: ¿y yo qué digo hoy de pymentón? Porque el correo de hoy…pues no está en el temario. Y tampoco vamos a hablar de política. Pero sí vamos a hablar de empresas, de equipos, de gestión, de operaciones, de finanzas, de riesgos,…que de eso, algo sabemos 😎.

 

PD2: dicho todo esto, me gusta y sigo la política. Pero para hablar de política me vas a tener que invitar a tomar un tinto de verano (con casera) en una terracita.

Publicaciones Similares